1 sept. 2009

Entrevista a nuestro Presidente, Conrado Eguaras

La Opinión de Zamora. C.G.

Conrado Eguaras ha mostrado su decepción con respecto al programa festivo en honor a la Virgen de la Concha, patrona de Zamora.

—No parece muy contento con el programa.
—Ya lo he dicho claramente durante la presentación, es muy pobre. Prácticamente es el mismo presupuesto que otros años, pero la idea era ir ganando espacio y actos para la Virgen de la Concha, que se podían detraer de San Pedro, porque por algo es la patrona de Zamora. Si el Ayuntamiento quiere centrar las fiestas en el mes de junio me parece bien, pero pienso que si se hacen, es un decir, cincuenta actividades en San Pedro, se podían dejar en 45 y ganar cinco para septiembre. O los fastuosos fuegos artificiales de San Pedro a lo mejor se podían hacer un poquitín menores para poderlos hacer también en el programa de la Virgen de la Concha.

—Sin embargo sí contiene un volumen apreciable de actividades festivas.
—Pero es una lástima que tengamos los días 4, 5 y 6, que es la fiesta mayor, con ofrenda floral de la Virgen y hasta el 12 no haya nada. Lo lógico sería que durante el día 8, que es el día real de la fiesta, pudiéramos tener alguna actuación. Nos quedamos un poco mancos del 6 al 12.

—¿Pide que el día 8 sea fiesta local?—El 8 de septiembre fue fiesta el año pasado porque el día de San Pedro cayó en festivo y se pudo aprovechar para septiembre, no es por otra causa. Pero las dos fiestas locales son el día de nuestra romería, el Lunes de Pentecostés y el de San Pedro, y no voy a pedir, por tanto, que sea festivo el día 8, salvo en los años que ocurra como el pasado.

—¿Lo que hay en el programa le parece adecuado?
—Por supuesto hay contenidos del programa que nos parecen bien, como la decisión de sustituir la paella por una degustación de ternera de Aliste en la Catedral, o el concierto de la Banda de Música de Zamora, porque es una delicia oír a los jóvenes músicos dirigidos por Petit, que están haciendo una magnífica labor. En eso no me meto. Pero hay una pequeña actuación de dos grupos de danzas «La Morana» y «Tizona» y lo lógico hubiera sido que intervinieran una mayor cantidad de grupos de Zamora, que estuvieran ocho o diez en la Plaza Mayor.

—¿Y el concierto de «Iguana Tango»?
—La gente joven lo vive y me parece fenomenal, estar con la juventud me parece fenómeno. Lo que quiero precisar es que no critico tanto que haya una u otra actuación, sino que se vea todo en conjunto con el objetivo de potenciar la fiesta. Y quizá en cuanto hagas un pequeño encaje, (y no tiene que ver encuentro de encajeras), quitas de aquí y pones de allá y lo tienes dignísimo. Lo que digo es que si queremos recuperar aquellas magníficas fiestas septiembre hay que ir avanzando, no nos podemos estancar. Hoy mismo voy a hacer gestiones para que me hagan la retransmisión por televisión de la misa en la Catedral.

—¿Cree posible que las fiestas de septiembre recuperen el esplendor de antaño?
—Lo que no puedes hacer es decir «voy a recuperar fiestas de septiembre» y hacerlas como hace sesenta años, no puedes. Pero si empezamos hace diez años queriendo recuperar, tenemos que ir con pasos firmes. No estoy hablando de saltos gigantescos, sino poco a poco, pero con paso firme hacia adelante, sin volver atrás. No se trata de intentar cambiar esto de manera radical, pero sí de consolidar, ampliar y que en cinco, seis o diez años podamos tener unas fiestas buenas. Para ello es indispensable que se coja con auténticas ganas.

—¿Cuál es el momento festivo que más le gusta personalmente?
—El acto más significativo la ofrenda floral, y la entrega medallas y el título de honor de la Cofradía a la entidad más oportuna, este año la Escuela de Folclore porque se lo merece, como el año pasado Protección Civil. Nosotros no entramos en cuestiones políticas y de hecho hemos reconocido al Ayuntamiento y la Diputación, porque se lo han merecido, al volcarse con nosotros cuando la Coronación, con un acto de entrega exactamente igual que los del resto de hermanos de honor. Y está pendiente la concesión a la Junta de Castilla y León, porque también se portó muy bien con nosotros cuando la Coronación.

—¿De dónde viene la celebración del día 8 como fiesta de la Virgen de la Concha?
—Hace años no se hacía el día 8, sino el día 12, el Dulce Nombre de María, quizá con la coincidencia de festejos en Salamanca. Ahora es Valladolid la que ha recuperado la fiesta de la patrona, nuestra señora de San Lorenzo. Siempre celebraban la fiesta por San Mateo y ahora le están dando una importancia enorme al patronato de la virgen de San Lorenzo. Me parece bien que cada uno recupere sus tradiciones: nosotros tenemos el día de La Hiniesta porque es una tradición con más de 700 años de romería.

—¿Un momento especial para los hermanos de la cofradía ahora en septiembre?
—Para mi el acto más significativo es el de la ofrenda floral, desde el momento salimos del Ayuntamiento. La entrega de la medalla tiene una importancia enorme, la procesión a la Catedral, la misa y la ofrenda, lo vivo con auténtica intensidad, yo y toda la directiva y hermanos. Es digamos, el centro neurálgico de las fiestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario