10 dic. 2013

Crónica del XXI Aniversario de la Coronación Canónica de la Virgen de la Concha



El pasado domingo día 8 de diciembre, Solemnidad de la Inmaculada Concepción de santa María virgen, nuestra cofradía celebró el XXI aniversario de la coronación canónica de la Stma. Virgen de la Concha con una serie de cultos que se desarrollaron en el templo de san Vicente mártir, dónde recibe culto de forma habitual la patrona de Zamora.

La solemnidad de la Inmaculada Concepción es una fecha de gran importancia en el calendario de la cofradía, en primer lugar por la secular vinculación de nuestra imagen titular a la devoción a la Pureza Inmaculada de la Madre de Dios y en segundo lugar por la conmemoración de la coronación canónica de la Virgen de la Concha en el año 1992. Por ello la cofradía cuida con esmero la celebración del 8 de diciembre.

Para la ocasión la cofradía se hizo cargo del adorno de la iglesia,  el camarín de la Virgen  se vistió con un cortinaje granate con las armas de la ciudad escoltando a la Virgen, una serie candelabros y centros de flores blancas, a juego con las dispuestas para adornar el presbiterio del templo. De igual forma se sustituyó el terno morado, que vestía la Virgen desde el pasado uno de diciembre, por un conjunto en tonos dorados en el que destacaban el corpiño y la saya de uvas, realizados a comienzos del siglo XIX, y la toca de flores, con bordados anteriores a 1900. La Virgen de la Concha portaba además algunas de sus joyas más señaladas: corona de la coronación, bandera del siglo XVIII, medalla de honor de la Junta Pro Semana Santa así como varias piezas donadas por los devotos. El Niño Jesús vestía un hermoso vestido del siglo XVIII realizado en lamé de plata con bordados y pasamanería en oro y cristal.


La celebración comenzó con el Santo Rosario, piadosa costumbre que la cofradía mantiene en sus cultos, y el rezo de la última novena a la Inmaculada Concepción, a la que se sumó la cofradía. A continuación tuvo lugar el rito de entrada de nuevos hermanos, que se suma al que tiene lugar en las vísperas de la Romería. Nuestro capellán y párroco, D. Plácido Isidro, impuso las medallas a las cuatro nuevas hermanas de la corporación siguiendo el ceremonial de la cofradía que incluye un extracto de las ordenanzas de 1503, que recuerdan la vocación que supone ser hermano de la cofradía de la Virgen de la Concha, y una protestación pública de Fe.

Unos minutos después de las ocho daba comienzo la celebración de la Santa Misa, con la procesión de entrada por las naves de la iglesia. La Eucaristía estuvo presidida por D. José Manuel Rubio Maldonado, presbítero y vicario parroquial de San Pedro y San Ildefonso, quien en su homilía invitó a todos los participantes a llevar el apellido “de la Concha” como testimonio de nuestra Fe. Junto a D. José Manuel Rubio estuvieron D. Narciso Jesús Lorenzo, Delegado de Liturgia de la Diócesis de Zamora, y D. Plácido Isidro Álvarez, capellán de la cofradía y párroco moderador de San Juan y San Vicente. El acompañamiento musical corrió a cargo de la coral Aures Cantibus, con un elegante repertorio de piezas sacras. Entre los fieles asistentes, que llenaron la iglesia de San Vicente, estuvieron presentes representaciones de la Junta Pro Semana Santa de Zamora y de las cofradías de la ciudad, que quisieron acompañar a su Patrona en una fecha tan señalada.



Galería de imágenes de la celebración:

No hay comentarios:

Publicar un comentario