4 feb. 2014

La Cofradía de la Concha celebró “Las Candelas”


Los días 1 y 2 de febrero  la Cofradía de Nuestra Señora de San Antolín o de la Concha ha celebrado la fiesta litúrgica de la Presentación del Señor con varios actos de culto a lo largo del fin de semana.

El sábado día 1 de febrero, nuestra Cofradía estaba invitada a participar en las Vísperas Eucarísticas que se celebran cada sábado a las seis de la tarde en la iglesia de Santiago del Burgo. El oficio de vísperas fue presidido por nuestro capellán y párroco, D. Plácido Isidro, quien recordó a los presentes la importancia de esta celebración en el calendario litúrgico. Al acto religioso acudieron un número importante de hermanos, estando encabezada la representación de la cofradía por el presidente, la junta directiva portando las tradicionales varas de regidor y el pendón de la hermandad, que se dispuso a la derecha del presbiterio. El rezo solemne de las I Vísperas concluyó con la bendición con el Santísimo Sacramento impartida por D. Plácido.





El día 2 se celebró con toda solemnidad la Presentación del Señor en la iglesia de San Vicente mártir. A lo largo de la tarde se instaló el altar efímero que presidió el Niño Jesús en las gradas del presbiterio. Para esta ocasión la bendita imagen vestía la túnica de brocado que estrenó el pasado mes de septiembre y que fue confeccionada gracias a los donativos que los devotos entregan a lo largo del año para el sostenimiento del culto a las imágenes de la Virgen de la Concha y el Niño Jesús. El camarín de la Virgen de la Concha también se encontraba adornado para la ocasión, portando la patrona de Zamora la bandera de plata del siglo XVIII y una vela ornamental en su mano izquierda.

Tras el rezo del Santo Rosario, dio comienzo la celebración de la Presentación del Señor con la bendición de las candelas, que tuvo lugar en la puerta de la capilla de Nuestra Madre de las Angustias. A continuación una representación de la feligresía y de nuestra cofradía acompañó a la procesión de entrada, con las candelas encendidas, hasta las gradas del presbiterio.

La Santa Misa fue celebrada por D. Plácido Isidro, capellán de la cofradía y párroco de San Juan y San Vicente, quien destacó la belleza del templo iluminado por las candelas que portaban todos los fieles en sus manos. La Eucaristía culminó con la incensación de la imagen del Niño Jesús y la Virgen de la Concha.


A continuación tuvo lugar el concurrido besapié al Niño Jesús por parte de los fieles presentes, a quienes se les obsequió con un lazo de color dorado para la solapa. Durante el acto de veneración se vivieron momentos de gran dulzura, especialmente cuando los más pequeños se acercaron a besar los zapatitos de plata del Niño Jesús. 








Fotografías: Alberto García y Víctor L. Gómez. Archivo de la Cofradía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario