27 jun. 2014

Crónica del besamanos a la Stma. Virgen de la Concha, junio 2014.

Iniciamos hoy una serie de crónicas sobre los actos celebrados las pasadas semanas con motivo de la Romería a La Hiniesta y la solemnidad del Corpus Christi.


6 y 7 de junio, solemne besamanos a la Stma. Virgen de la Concha.

El pasado viernes día 6 de junio la iglesia de San Antolín acogía la primera jornada de besamanos a la Stma. Virgen de la Concha. Este acto de culto a la patrona de Zamora se viene realizando en las últimas jornadas del novenario que la cofradía celebra en septiembre, habiéndose decidido incluirlo también en las celebraciones en torno a la romería para acercar a los devotos la imagen de la Stma. Virgen.

Besamanos, romería 2014.
Para las celebraciones de la Romería la Virgen de la Concha lució el denominado vestido del Corpus, un terno de brocado dorado sobre seda de color crudo. El vestido se adornaba con un conjunto de lazos en muaré de color dorado, estrenando para la ocasión una faltriquera de damasco blanco. La patrona de Zamora portada la bandera de plata con las armas de la ciudad, luciendo durante el besamanos el rostrillo de plata del siglo XVIII denominado de corazón, por la silueta que dibuja, la medalla de oro de la provincia y el broche de la Junta Pro Semana Santa así como la corona de la coronación. Por su parte el Niño Jesús vestía casaca y pantalón de color crudo confeccionados a finales del siglo XX con un tejido brocado antiguo.

La Virgen de la Concha se encontraba entronizada en el crucero de la iglesia de San Antolín sobre un túmulo de tomillo, cantueso e hiniestas que envolvieron de olor a romería el interior de la iglesia. En torno a las imágenes se dispuso un montaje efímero enmarcado por un amplio cortinaje de color granate, del que pendían las armas de la ciudad, escoltado a ambos lados por  las credencias barrocas del altar mayor. El adorno se completaba por varios centros de flores a base de rosas, gladiolos, astromelias, claveles y margaritas.

En la jornada del día 6, memoria de Santa Bonifacia Rodríguez de Castro, se expuso a la veneración de los fieles la reliquia de la santa salmantina que las Siervas de San José obsequiaron a nuestra cofradía, contribuyendo de esta forma al culto público a Santa Bonifacia, cuya causa de canonización fue impulsada por la Diócesis de Zamora.

 Reliquia de Santa Bonifacia entronizada en el retablo del Crucifijo.

Durante las dos jornadas que permaneció abierto el besamanos fueron cientos los zamoranos que acudieron a venerar a su Patrona, dando muestra de la gran devoción que sienten por la Stma. Virgen de la Concha. Especialmente emotivas fueron las visitas del colegio de la Medalla Milagrosa, el Hogar Madre Bonifacia así como la de las familias que se acercaron a depositar en las manos de la Virgen sus preocupaciones, problemas y necesidades.


Galería de imágenes:



No hay comentarios:

Publicar un comentario