23 jul. 2014

La Virgen de la Concha, durante los meses de julio y agosto.



Desde principios del mes de julio la Stma. Virgen de la Concha, patrona de Zamora, se encuentra ataviada para el período estival. En esta ocasión las veneradas imágenes visten sendos conjuntos en seda blanca brocada en seda de colores e hilos de oro. Se trata del terno denominado de las flores por los ramos florales que adornan el campo de la tela, con detalles en color rojo, azul y violeta, estrenado con motivo del Año Santo Compostelano en 1999. 

La Virgen de la Concha luce durante estos días el rostrillo de veneras, recientemente restaurado, la concha de plata "de los mayordomos",  la corona de la coronación canónica, realizada en 1984 y enriquecida en 1992,  y  la réplica de la medalla de oro de la ciudad de Zamora. El conjunto se completa con un rosario de coral, regalado por una familia de devotos en 2013, y varios lazos en color azul. Por su parte el Niño Jesús viste el conjunto de casaca y calzas en el mismo material, la bendita imagen porta la corona de la coronación, concha a juego con la de la Virgen y los zapatos de plata de mediados del siglo XX con veneras.

El siguiente cambio de las imágenes ya será de cara a la celebración del novenario, que tendrá lugar D.m. entre los días  de agosto y 7 de septiembre en la iglesia de San Antolín.




No hay comentarios:

Publicar un comentario