1 dic. 2012

En tiempo de Adviento




En la jornada de ayer, la camarera de la santísima Virgen y sus ayudantes, procedieron a vestir a la imagen con el conjunto morado, en vísperas del inicio del Año Litúrgico y del tiempo de Adviento. Igualmente, la priostía procedió a sustituir los adornos adaptándolos a las normas litúrgicas que priman una mayor austeridad durante este tiempo litúrgico. En esta ocasión, el Niño luce una nueva túnica realizada a juego con el de la Madre, confeccionada por una devota.




El Adviento es el tiempo de preparación para la Navidad, consistente en cuatro domingos, siendo su color litúrgico el morado. Se divide en dos tiempos diferenciados, hasta el 16 de diciembre, y del 17 al 24. En la primera etapa prima las llamadas a la conversión, al arrepentimiento o la preparación para el día del Señor, resaltando las figuras del profeta Isaías o de san Juan Bautista, precursor del Mesías. En el segundo, es la expectación gozosa por el nacimiento del Señor la que refleja toda la liturgia de estas jornadas. Es un tiempo esencialmente mariano, en el cual surge la figura de la Virgen como mujer creyente, dichosa porque ha creído en lo que le ha dicho el Señor y cumplidora de la voluntad de Dios. El color litúrgico del Adviento es el morado, color que hace referencia a la penitencia, a la plegaria, a la espera y la preparación para el encuentro con el Señor. Este color solo se altera en dos ocasiones: en la solemnidad de la Inmaculada, con el privilegio del clero español que puede lucir el color azul; y en el llamado Domingo Gaudete, el 3er domingo, que significa alegría, vistiendo el sacerdote el color rosa, como símbolo de alegría, de la inocencia del Niño que va a hacer y de la reducción del ambiente penitencial en los templos. 

Estos días, esperemos con fervor el nacimiento del Señor, visitando a la virgen María en su templo de San Vicente, y pidiendo su intercesión por todas nuestras necesidades y las de nuestra ciudad.


Virgen de la Concha, ruega por nosotros

No hay comentarios:

Publicar un comentario