2 jun. 2014

La Romería a La Hiniesta: Símbolos y ritos (y V)


Quinta parte: La llegada a Zamora y la entrada en San Antolín.

La Romería camino de San Antolín tras salir de Los Remedios, 1941. Archivo de la Cofradía.

El repaso del ceremonial histórico de nuestra romería pone su punto final con la llegada de la Virgen de la Concha a la ciudad. La romería llega a la ciudad por el camino que cruza el bosque y desemboca en el paseo del parque de Valorio. Hasta allí acuden las familias para acompañar a la Virgen de la Concha en la última etapa del camino. Desde finales del siglo XIX era habitual que los zamoranos que no habían podido participar durante el día en la romería acudiesen a merendar al bosque de Valorio para esperar la llegada “la alegre y bulliciosa romería de la Hiniesta, con sus meriendas y bailes campestres en la verde alfombra del frondoso bosque de Valorio, donde lucen sus gracias y característicos trajes las bellas zamoranas”.[i]  En la misma línea el historiador Ursicino Álvarez señalaba en 1889:

“El bosque de Valorio inmediato a la ciudad, paraje delicioso para campestres esparcimientos, es hoy el centro principal de esta tradicional fiesta, cuajándose de divertidos comensales que allí pasan el dia y se forma a la tarde vistoso y concurrido paseo con diversidad de bailes, músicas, puestos de frutas, de bebidas, fondas y otras instalaciones de reparo y de recreo. Por allí regresa de la Hiniesta la procesión de Nuestra Señora de la Concha precedida de la gaita zamorana, acompañada de los cofrades, de individuos de los Ayuntamientos y multitud de devotos.[ii]”.

Ermita de San Marcos, edificio señalado con el número 10. Plano de Zamora de Anton van den Wyngaerde, 1570.
Antes de alcanzar las murallas de la ciudad la romería realiza una última estación en el camino. Durante los primeros siglos de la romería la estación tenía lugar en la ermita de San Marcos “y allí recojan la gente en tanto que salen los de la Ciudad a recibir[iii]. La ermita de San Marcos, hoy en día desaparecida y sin evidencias arqueológicas de su emplazamiento, aparece en el plano realizado por Anton van den Wyngaerde en 1570. El templo aparece localizado en las afueras de la ciudad, en una zona que podríamos identificar con el acceso al parque de Valorio, por su alineación con la torre de San Ildefonso.

Virgen de los Remedios. Archivo de la Cofradía.
Desde la desaparición del templo la estación se realiza en la ermita de Virgen de los Remedios, una de las devociones históricas de la ciudad, donde la recibe el Excelentísimo Ayuntamiento en pleno y con mazas y con la Seña Bermeja[iv]. Aunque el ayuntamiento ya no acude acompañado de maceros, la corporación municipal recibe a su patrona con la Seña Bermeja uniéndose al cortejo desde ese momento.  En la iglesia de las Remedios o frente a su portada, como viene ocurriendo en los últimos años por el estado de la iglesia, se  canta la Salve a Nuestra Señora.

La romería toma entonces la avenida para dirigirse a la puerta  de la feria, una de las entradas de la muralla de la ciudad. En este punto toman las andas de la ciudad cuatro concejales del ayuntamiento, una costumbre que se considera asentada desde los primeros siglos de la romería pero que no se recogería expresamente hasta los estatutos de 1938: al entrar en la Ciudad cuatro Sres. Concejales toman la Virgen y la llevan al hombro hasta su Iglesia de San Antolín[v].

La romería recorre sus últimos metros  al subir la calle del Riego, produciéndose uno de los momentos más emotivos  cuando la Virgen de la Concha, entre la multitud de zamoranos, sube la cuesta de los Laneros acompañada de vítores y aclamaciones. La cuesta de los laneros desemboca en la plaza de San Antolín que como hacía antaño la cofradía se abre para dejar paso a la Virgen de la Concha que entra en su iglesia al sonido de la Salve popular.

Una vez que las andas de Nuestra Señora se encuentran ya en el interior del templo, se abren las puertas de la iglesia para que los romeros pueden despedirse definitivamente de su patrona. En ese momento se van repartiendo entre los presentes las flores que ha llevado la Virgen en sus andas, de igual forma se reparte a los niños y enfermos las espigas que ha llevado el Niño Jesús en su mano. Las flores y espigas son guardadas con celo por los devotos, en un gesto sencillo de devoción sincera.

Finalizamos el recorrido por los actos que componen nuestra romería tomando de nuevo las palabras que formularon nuestros predecesores a finales del siglo XV puesta la Imagen y Santo dentro de ella vayan todos los cofrades clérigos y legos a la dicha nuestra sala. E alli nos den colación de cerezas y obleas y vino a costa de la dicha cofradía[vi].  Igual que entonces al finalizar la romería los mayordomos convidan a los cofrades a disfrutar de obleas y mistela, un signo más de la supervivencia del ceremonial de nuestra histórica romería.

Entrada de la Virgen de la Concha en San Antolín, Romería 2013. Archivo de la Cofradía.


Todas las entradas:




[i] GARNACHO T.M. (1878). Breve noticia de algunas antigüedades de la ciudad y provincia de Zamora. Zamora. Imprenta y Litografía de José Gutiérrez.

[ii] ÁLVAREZ MARTÍNEZ U. (1889). Historia general civil y eclesiástica de la provincia de Zamora. Zamora. La Seña Bermeja.

[iii] S.f   [1503 o anterior]. Zamora.
Estatutos de la Cofradía de Nuestra Señora de San Antolín y de Señor Santiago de Zamora.
Copia notaria de 1 de julio de 1503.
Pergamino, 12 folios.
Archivo de D. Enrique Fernández Prieto, doc. Nº3.
Publicado por M. BOIZAS LÓPEZ: La Virgen de la Concha y su Cofradía. Apuntes. Zamora. 1943, pp. 33-45.

[iv] [2 de mayo de 1938]. Zamora.
Estatutos de la Cofradía de Nuestra Señora de San Antolín o de la Concha.
Archivo de la Cofradía.
Publicado por M. BOIZAS LÓPEZ: La Virgen de la Concha y su Cofradía. Apuntes. Zamora. 1943, pp. 95-110.

[v] Ibídem.

[vi] S.f   [1503 o anterior]. Zamora.
Estatutos de la Cofradía de Nuestra Señora de San Antolín y de Señor Santiago de Zamora.
Copia notaria de 1 de julio de 1503.
Pergamino, 12 folios.
Archivo de D. Enrique Fernández Prieto, doc. Nº3.
Publicado por M. BOIZAS LÓPEZ: La Virgen de la Concha y su Cofradía. Apuntes. Zamora. 1943, pp. 33-45.

No hay comentarios:

Publicar un comentario